¿Qué es un procedimiento de comprobación limitada?

¿Qué es un procedimiento de comprobación limitada?

Un procedimiento de comprobación limitada es una herramienta para saber si la información que un contribuyente ha aportado durante un período concreto concuerdan con la realidad. Para ser más claros: a través de esta comprobación, Hacienda quiere comprobar el contexto de tus impuestos.

Un procedimiento de comprobación limitada suele iniciarse cuando a Hacienda no le encaja la información que le llega. Por ejemplo, un autónomo declara una retención de IRPF que no concuerda con los datos que Hacienda recibió de sus clientes. También puede iniciarse si el contribuyente no hace la declaración pertinente, ya sea IVA, IRPF o la declaración anual de la renta.

El carácter de este procedimiento es limitado, lo que quiere decir que solo puede investigarse un período impositivo y un tipo de impuesto concretos (la declaración del IVA de un trimestre, por ejemplo). Por lo tanto, si temes que Hacienda pueda comprobar toda tu actividad, no te preocupes; eso sería una inspección de Hacienda. Si quieres, en este artículo puedes descubrir más sobre las inspecciones de Hacienda.

En este artículo vamos a hablar en profundidad sobre el procedimiento de comprobación limitada y vamos a contarte cómo puedes librarte de uno. Ahora bien, debido a la complejidad del asunto, te recomendamos contactar con nosotros, que somos abogados expertos en Hacienda, para solucionar tu problema. Comunicarse con la Administración para hacer alegaciones y suspender el procedimiento de comprobación no es tarea sencilla, y es muy fácil equivocarse en el proceso. Contacta con nosotros aquí. Y, si te interesa, lee este post como un manual de lo que debes hacer.

Ahora sí, empecemos con el artículo.

¿Cómo se inicia el procedimiento de comprobación limitada?

En este vídeo de la Universidad de Murcia puedes ver una presentación sobre el procedimiento

El procedimiento de comprobación limitada se inicia cuando Hacienda encuentra errores o desbarajustes en las cuentas de un contribuyente. A partir de entonces, la Administración inicia de oficio la comprobación, notificando mediante una carta al contribuyente. Esta carta le llegará al domicilio fiscal que el ciudadano haya indicado. Una vez recibida, el contribuyente tiene un plazo de un mes para hacer alegaciones.

En la carta que le llegue, Hacienda debe indicar el tipo de impuesto y ejercicio económico que se investiga, ya que el contribuyente tiene derecho a saber en todo momento qué se le pide. Ahora bien, es normal que muchos contribuyentes no entiendan el lenguaje de la Agencia Tributaria, y más cuando sus cartas pueden llegar a ser de más de ocho páginas. Por eso mismo te recomendamos contactar con un abogado.

Una vez se inicia el procedimiento de comprobación Hacienda podrá pedirte la documentación relacionada con el impuesto y la actividad investigada. Esto lo hará para descubrir dónde está el error, o si ha habido ocultación deliberada de ingresos. Puede que te estés preguntando… ¿pero por qué Hacienda me está investigando? ¿Qué he hecho yo? ¿Qué está mal? Lee el siguiente apartado…

Razones por las que Hacienda comienza un procedimiento de comprobación limitada

Hacienda puede iniciar un procedimiento de comprobación porque ha visto un error en tus cuentas. Pero, si no has cometido fraude y tienes dudas de por qué te están comprobando, te dejamos una lista de las razones más comunes por las que Hacienda te investiga:

  • Has cometido un error en tu contabilidad y has declarado mal tus impuestos.
  • Tu gestor ha cometido un error y ha declarado mal tus impuestos (te sorprendería la de cantidad de veces que pasa esto).
  • No has declarado en plazo la declaración pertinente (IVA, IRPF…).
  • Has deducido unos gastos que no te correspondían.
  • Y, por supuesto, la razón más clara: has ocultado tus verdaderos ingresos a Hacienda.

Datos que puede pedirte Hacienda durante un procedimiento de comprobación limitada

Hacienda puede exigirte la documentación relacionada con la comprobación, pero con ciertos límites. Si van a realizarte una comprobación limitada te conviene tener a mano los siguientes documentos:

  • Facturas emitidas del trimestre que Hacienda vaya a comprobar.
  • Tickets de compra, albaranes y facturas simplificadas o de empresa de todos los gastos que declaraste como deducibles durante el trimestre inspeccionado.
  • Los dos puntos anteriores quieren decir que Hacienda podrá solicitar tus libros de registro. Recuerda que estás en la obligación de tenerlos al día.
  • Justificantes de las operaciones realizadas durante el trimestre. Por ejemplo, podrían pedirte que explicaras un viaje que hiciste en tren a otra ciudad por una supuesta reunión de negocios.

Puede que te estés preguntando cuál es la diferencia entre procedimiento de verificación de datos y comprobación limitada. La diferencia es que una comprobación limitada se pueden comprobar datos e información relativa a actividades económicas, algo que no se puede llevar a cabo durante un proceso de verificación de datos.

En este artículo te contábamos cuánto tiempo debes guardar tus facturas. Revísalo si quieres saberlo.

Puede que ahora te surjan algunas duda. Por ejemplo:

¿Puede Hacienda revisar mis cuentas bancarias?

No, Hacienda no puede revisar tus cuentas bancarias. Lo que sí puede hacer es pedirte un justificante de tus operaciones financieras. Hacienda solo puede revisar tus cuentas bancarias durante una inspección.

¿Puede Hacienda pedirme la contabilidad mercantil?

No, Hacienda en ningún momento podrá pedirte la contabilidad mercantil; tan solo el libro de registro y las facturas emitidas y recibidas.

¿Y si he recibido pagos por Paypal u otros medios, Hacienda puede revisarlo?

No, de nuevo Hacienda no podrá inspeccionar tus cuentas. Además, no se sabe a ciencia cierta si Paypal comparte su información con Hacienda más allá de las facturas emitidas con la propia aplicación.

Fases de una comprobación limitada de Hacienda

Una comprobación limitada tiene tres fases: inicio, tramitación y terminación.

Fase de inicio

Hacienda detecta una irregularidad en las declaraciones de un contribuyente y comienza una comprobación de oficio. Se lo comunica al afectado mediante una notificación en su domicilio fiscal. En esta carta de Hacienda se indicará las razones del inicio del procedimiento, así como el alcance de las comprobación (limitado, en este caso).

También se indicarán los derechos del contribuyente. Por ejemplo, el derecho a recurrir para suspender la comprobación.

Hacienda comienza a investigar hasta que tiene los datos suficientes para proponer una liquidación, es decir, la cantidad de dinero que la Administración cree que el contribuyente le debe.

Fase de tramitación

En esta fase, el contribuyente debe presentarse en el lugar, día y hora señalados para aportar la documentación que Hacienda le pide.

Es en este momento cuando Hacienda le presenta al obligado tributario la propuesta de resolución o de liquidación. Si el contribuyente no está de acuerdo, puede presentar alegaciones en un plazo de diez días. Sin embargo, Hacienda puede prescindir del plazo de alegaciones si la comprobación ha concluido que no proceden.

Fase de terminación

El procedimiento de comprobación limitada puede terminar porque:

  • Hay una resolución expresa de la Administración.
  • Caduca el procedimiento.
  • Se da inicio a una inspección de Hacienda.

¿Cuándo caduca un procedimiento de comprobación limitada?

El procedimiento caduca cuando hayan transcurrido 6 meses desde el inicio de la comprobación y aún no ha habido una resolución. Sin embargo, esto no impide que Hacienda pueda volver a abrir un procedimiento de comprobación del mismo impuesto o período. La única excepción es que hayan transcurrido más de cuatro años y, por lo tanto, haya expirado.

¿Cuánto dura un procedimiento de comprobación?

Un procedimiento de comprobación limitada dura seis meses. Como hemos dicho, a partir del sexto mes el procedimiento caduca. En este caso, Hacienda puede volver a iniciar otra comprobación. Otros trámites similares, como el procedo de verificación de datos, también duran seis meses. El procedimiento de Hacienda que más tiempo dura es la inspección de Hacienda, que puede alargarse hasta los 18 meses.

Plazo para reclamar un procedimiento de comprobación limitada

El contribuyente tiene un mes desde que recibe la notificación de Hacienda para apelar el procedimiento limitado. Si no se obtiene respuesta una vez transcurrido el mes, se dará por sentado que el contribuyente ha recibido la carta pero no ha querido hacer nada al respecto. En este caso, se le hará una liquidación que será inapelable.

¿Cómo puedo hacer alegaciones de un procedimiento de comprobación limitada?

Para hacer alegaciones ante Hacienda puedes llevar a cabo dos acciones:

Recurso de reposición

El plazo para este recurso es de un mes. Si se opta por esta vía, no se podrá ir por la económica-administrativa hasta tener una resolución. Este recurso tiene carácter potestativo porque no hace falta interponerlo para acudir a la vía judicial.

Con el recurso de reposición le estamos diciendo a Hacienda que cambie el sentido de su resolución antes de ir por la vía judicial. El contribuyente puede presentar este recurso por su cuenta, pero te recomendamos que pidas la ayuda de un abogado fiscalista. Redactar un recurso de reposición no es sencillo, y si lo haces mal podrían desestimarlo.

Reclamación Económico-administrativa

El plazo de la reclamación económica-administrativa también es de un mes. Puede hacerse desde el primer momento en el que recibimos la notificación de la comprobación, o bien una vez tengamos la resolución del recurso de reposición.

Esta reclamación se lleva por la vía administrativa ante los tribunales pertinentes. Tenemos un artículo sobre cómo redactar una reclamación económica-administrativa. Sin embargo, de nuevo te aconsejamos que la redactes con la ayuda de un abogado.

¿Cuál es la sanción de un procedimiento de comprobación limitada?

La sanción por un procedimiento de comprobación limitada puede ser del 50, 100 o 150% de la cantidad no declarada, dependiendo si la multa es leve, grave o muy grave. Además, si el contribuyente decide aceptar la liquidación que propone Hacienda sin interponer recurso, es común que la Administración rebaje la multa a la mitad.

  • Una sanción es leve cuando se defraudan menos de 3.000 euros pero no existe ocultación. En este caso pagaremos una multa equivalente a la mitad de la cantidad no declarada. Por ejemplo, si no declaramos 1.000 euros, pagaremos de multa 500.
  • Una sanción es grave cuando se defraudan más de 3.000 euros y hay ocultación. Pagaremos de multa el quivalente a la cantidad no declarada. Por ejemplo, si hemos defraudado 4.000 euros con ocultación, pagaremos esa cantidad.
  • Una sanción es muy grave cuando se han utilizado medios fraudulentos. Pagaremos el 150% de la cantidad no declarada. Por ejemplo, si hemos ocultado a Hacienda ingresos por valor de 10.000 euros, pagaremos de multa 15.000 euros.

Contacto

Pide tu primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest