Cómo funciona el IVA en una factura de autónomo

Cómo funciona el IVA en una factura de autónomo

Pagar impuestos es una constante en nuestra vida, sea que nos demos cuenta de ello o no. Si trabajas por cuenta propia, te interesa saber cómo funciona el IVA en una factura de autónomo, un tema que algunos todavía no tienen del todo claro. En esta entrada hablaremos un poco sobre qué es el IVA y cómo debes calcularlo para estar al día con Hacienda. 

¿Qué es el IVA? 

Los emprendedores y autónomos han de diseñar una buena estrategia fiscal a fin de evitar sorpresas desagradables cada final de trimestre. Esto implica conocer los distintos impuestos a los que están sujetos y saber cómo les afecta en función del negocio que tengan. Una de las principales obligaciones fiscales para cualquier empresa o particular es el pago del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). 

El IVA es un impuesto indirecto que aplica Hacienda a aquellos bienes y servicios de uso diario. Es indirecto porque el impuesto se recauda en el momento en que se produce la operación de compra de los productos o servicios de parte del consumidor final. 

Así, el Impuesto sobre el Valor Añadido no es más que un incremento en el precio de los productos y servicios mediante la suma de un porcentaje al valor de estos. Dicho porcentaje sirve para generar parte de los recursos que el Estado necesita para pagar los servicios públicos y otros gastos relacionados con la gestión pública. 

Tipos de IVA 

Dependiendo del porcentaje que se aplique al precio de venta de los productos y servicios, es posible diferenciar tres tipos de IVA: general, reducido y superreducido. Cada tipo de IVA aplica a un sector de consumo diferente y con un porcentaje que puede ser del 21%, el 10% y el 4%. Para asignar un porcentaje en particular, se toma en cuenta el tipo de producto o servicio y si se considera de primera necesidad o no. 

IVA General 

El IVA General es el que se aplica por defecto a cualquier producto o servicio, añadiendo un 21% a su valor o coste real. Entre los bienes y servicios que entran en esta categoría figuran la venta de ropa, servicios funerarios, productos de higiene, gasolina, electricidad, espectáculos, peluquería, etc. 

IVA Reducido 

En este tipo de IVA se aplica un porcentaje del 10% en los siguientes casos: 

  • Venta de alimentos destinados al consumo humano o animal, a excepción de las bebidas alcohólicas. Incluye la venta de animales, vegetales y otros productos usados para la obtención de alimentos. 
  • Venta de semillas, fertilizantes, insecticidas, y demás productos agrícolas, ganaderos o forestales. 
  • Agua de consumo humano. 
  • Instrumentos, productos sanitarios y complementos de ayuda ante deficiencias físicas, como las gafas. 
  • Servicios de limpieza de vías públicas. 
  • Venta de viviendas. 
  • Servicios de hostelería. 
  • Renovación y reparación de viviendas. 
  • Arrendamientos con opción a compra. 
  • Importaciones de antigüedades u objetos de arte o de colección.

IVA Superreducido 

El IVA Superreducido se aplica a productos y servicios básicos, con un porcentaje de 4% sobre las siguientes operaciones de consumo: 

  • Venta de alimentos no elaborados (harina, huevos, leche, quesos, pan, verduras, hortalizas, legumbres, cereales, etc.). 
  • Venta de publicaciones impresas que no contengan únicamente material publicitario. 
  • Venta de medicamentos, vehículos para minusválidos, prótesis o implantes. 
  • Entrega de viviendas de protección oficial. 
  • Servicios de atención residencial, teleasistencia, ayuda a domicilio, etc.

¿Quiénes intervienen en el pago del IVA? 

Para entender cómo funciona el IVA en una factura de autónomo hay que tener presente la principal diferencia entre este tipo de impuesto y otros tributos. Lo que hace al IVA un impuesto particular es que en él intervienen dos sujetos distintos: los contribuyentes y los sujetos pasivos. En otros impuestos, ambas funciones recaen sobre la misma persona, mientras que en el IVA no. 

El término ‘contribuyentes’ se refiere a quienes pagan el impuesto del IVA con dinero de su propio bolsillo, es decir, toda la población en general. En cambio, los ‘sujetos pasivos’ son aquellas personas que recaudan el impuesto, lo declaran e ingresan en Hacienda, como los empresarios y autónomos que realizan actividades sujetas al IVA. 

Esto quiere decir que, en el caso del IVA, el contribuyente es el consumidor final, quien paga el Impuesto sobre el Valor Añadido cada vez que compra un producto o recibe un servicio. A su vez, el sujeto pasivo es el profesional o empresario que recibe el pago del IVA de parte del contribuyente, y quien tiene la obligación de ingresarlo en Hacienda de la forma y en los plazos fijados por la ley. 

¿Cómo funciona el IVA en una factura de autónomo? 

Siendo todo autónomo o profesional particular un sujeto pasivo, está en la obligación de recaudar el IVA de parte de sus clientes y declararlo a Hacienda en cada trimestre. En este caso, cada cliente sería un contribuyente, quien solo tendrá que pagar el IVA que aparece en la factura por el producto que ha comprado o el servicio que ha recibido. 

¿Cuál es el procedimiento para añadir el IVA en tus facturas? En realidad, no es para nada complicado, ya que solo hace falta conocer el precio del servicio o producto que vendes y el tipo de IVA que le aplica, ya sea general, reducido o superreducido. 

La factura debe recoger por separado el precio neto del producto o servicio, el porcentaje de IVA que corresponda y el total de la suma entre el precio neto y el IVA. Así, si el servicio que prestas tiene un valor neto de 150 euros, el 21% de IVA corresponde a 31,5 euros, dando como precio final un total de 181,5 euros, anotando cada cifra en una casilla distinta

¿Cómo calcula un autónomo el IVA que debe pagar a Hacienda? 

Con cada factura que emite, el autónomo recibe un porcentaje de IVA que debe declarar e ingresar a Hacienda, conocido como IVA Repercutido. Ahora bien, cada vez que el autónomo compra los productos necesarios para realizar su trabajo, también tiene que pagar un porcentaje de IVA, denominado IVA Soportado. Entonces, ¿cómo saber cuánto debe pagar a Hacienda por concepto de IVA? 

Básicamente, todo autónomo o profesional independiente debe dar los siguientes pasos para calcular el monto que declarará a Hacienda

  • Recopilar todas las facturas (de compras y de ventas) correspondientes al trimestre que va a declarar. 
  • Calcular el importe total del IVA Repercutido sumando todos los montos anotados en la casilla IVA de cada factura de ventas. 
  • Calcular el importe total del IVA Soportado sumando todos los montos anotados en la casilla de IVA de cada factura de compras. 
  • Restar el monto total de IVA Repercutido al monto total del IVA Soportado. 
  • Si la liquidación final es positiva, significa que ese monto deberá pagarlo a Hacienda. 
  • Si la liquidación final es negativa, podrá solicitar a Hacienda la devolución o compensación de la diferencia a su favor. 

Modelo 303 para declarar el IVA

El modelo 303 es el formulario utilizado para que empresarios y autónomos hagan su declaración obligatoria del pago del Impuesto sobre el Valor Añadido, por lo general cada tres meses. Las presentaciones de este formulario se hacen del 1 al 20 del mes siguiente al periodo de liquidación del trimestre correspondiente, es decir, en los meses de abril, julio, octubre y enero

Contacto

Pide tu primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest