Cómo funciona el IRPF en una factura de autónomo

Cómo funciona el IRPF en una factura de autónomo

Si eres un profesional independiente o estás pensando en montar un negocio por cuenta propia, te conviene saber cómo funciona el IRPF en una factura de autónomo, lo que incluye entender cómo calcular y tributar el IRPF, y qué porcentaje te aplica en función de la actividad económica que realices. 

¿Qué es el IRPF? 

El pago de impuestos forma parte integral de nuestra vida diaria, ya sea que trabajemos para una empresa o como autónomos. Dependiendo del sector económico en el que nos desempeñemos, será necesario que paguemos el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), un impuesto que se aplica sobre las ganancias de las personas. 

El IRPF es un impuesto básico en el sistema tributario español que se aplica sobre las ganancias y rentas económicas de las personas individuales. En el caso de los trabajadores particulares o autónomos, el IRPF grava sus rentas empresariales, es decir, sus rendimientos o ganancias económicas generadas en el desarrollo de sus actividades. 

Características básicas del IRPF

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tiene varias características básicas que inciden directamente en su funcionamiento. Las principales son: 

  • Se paga en función del rendimiento económico del trabajador autónomo durante un año. Así, para calcular el monto exacto que hay que pagar a Hacienda por concepto de IRPF, hay que declarar los ingresos, inversiones y gastos a lo largo del año, y entonces aplicarle el porcentaje de IRPF que corresponda. 
  • El pago de IRPF se puede adelantar a Hacienda cada trimestre, y se va acumulando hasta el momento de hacer la declaración anual de la renta. Llegado ese momento, es posible que tengamos que pagar una diferencia a Hacienda, o que esta nos devuelva el excedente. 
  • El IRPF es un impuesto directo, puesto que grava la generación real de ingresos o capacidad económica de cada persona. 
  • El IRPF es un impuesto progresivo, lo que quiere decir que, mientras más gane el autónomo, más tendrá que pagar. 
  • El IRPF sufre una desgravación en caso de que el autónomo esté discapacitado, tenga mayor carga familiar u otras circunstancias puntuales. 

¿Cómo funciona el IRPF en una factura de autónomo? 

Siendo el IRPF un tributo que afecta a todas las personas físicas, los autónomos también tienen la obligación de pagarlo. Ahora bien, hay algunas regulaciones que afectan directamente el funcionamiento del IRPF en una factura de autónomo. 

Lo primero que deben saber es que hay tres maneras distintas de tributar el IRPF: estimación directa simplificada, estimación directa normal y estimación objetiva. En base a la actividad laboral ejercida por el autónomo y a algunos límites establecidos por la ley, el autónomo tiene la opción de elegir una u otra. 

Estimación directa simplificada 

La estimación directa simplificada es la manera de cotizar el IRPF más usada por la comunidad freelancer. Este régimen aplica a los autónomos con actividades económicas cuyo importe neto no supera los 600.000 euros anuales en el año anterior y, si es su primer año como autónomo, les aplica obligatoriamente a menos que renuncien a ella o estén obligados a tributar por módulos. 

Estimación directa normal 

Este régimen aplica los autónomos con actividades económicas que facturen más de 600.000 euros anuales en el año anterior. También se puede acceder a ella renunciando a la estimación directa simplificada o a la objetiva a través de los modelos 036 o 037.  

Estimación objetiva 

La estimación objetiva aplica a los autónomos que llevan a cabo ciertas actividades económicas con límites de ingresos específicos. Entre las actividades económicas que se rigen por esta manera de cotizar se encuentran las siguientes: peluquerías y servicios de belleza, talleres de reparación y accesorios de vehículos, hostelería y restaurantes, comercios minoristas, materiales de construcción, etc. 

Retención del IRPF en una factura de autónomo 

Declarar los ingresos a Hacienda y tributar por ellos es una obligación que todos, tanto empresas como autónomos, deben cumplir. Ahora bien, esto no significa que todos los trabajadores por cuenta propia tengan que practicar retención de IRPF en sus facturas. Más bien, solo aquellos denominados como ‘profesionales’ tienen esta obligación. 

Un autónomo ‘profesional’ es aquel cuyas actividades económicas están incluidas en las secciones segunda y tercera del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), relativas a actividades profesionales y actividades artísticas. En el caso de las actividades intracomunitarias o particulares no es necesarios aplicar retención. 

Esto quiere decir que, como autónomo, solo tendrás que aplicar retenciones en tus facturas cuando realices actividades profesionales y artísticas a otro autónomo o empresa, pero no cuando el destinatario de la actividad sea un particular. 

Porcentaje de retención de IRPF para autónomos 

Actualmente, el porcentaje de contribución del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para un autónomo es del 15% de lo que haya facturado en un trimestre. En el caso de los nuevos autónomos, podrá aplicar una retención del 7% en el primer año de alta y en los siguientes dos años de actividad. 

Además, quienes realizan actividades económicas ganaderas de engorde de porcino y avicultura pueden aplicar un porcentaje de retención del 1%, y aquellos que se dedican a actividades agrícolas y demás actividades ganaderas y forestales, un porcentaje del 2%

Cómo aplicar el IRPF en una factura de autónomo 

El procedimiento para aplicar el IRPF en una factura de autónomo es el mismo que se sigue para cualquier factura de carácter ordinario. En primer lugar, hay que rellenar toda la información fiscal, lo que incluye: 

  • La fecha de la factura. 
  • Número de factura. 
  • Información del cliente. 
  • Descripción del producto o servicio. 
  • Base imponible del importe. 
  • Tipo de impuestos. 

En el apartado de Impuestos, se debe indicar el porcentaje de retención de IRPF que corresponda según la actividad económica que realice el autónomo. Para calcular este valor, siempre se debe tomar en cuenta la base imponible anotada en la factura. Toda retención del IRPF debe aplicarse directamente a las facturas emitidas para otro autónomo o compañía dentro del territorio español. 

Retención del IRPF y los Modelos 130 y 131 

Las retenciones del IRPF deben presentarse cada trimestre, y para ello puedes rellenar el formado conocido como modelo 130 en el caso de tributar en el régimen de estimación directa, o el modelo 131 si tributas en el régimen de estimación objetiva. En este sentido, hay algunos aspectos que debes tener presente: 

  • Si ya has aplicado retención del IRPF en más del 70% de tus facturas a otros autónomos, empresas o entidades jurídicas con sede en España, no es necesario presentar el modelo 130. 
  • Presentando los cuatro modelos 130 al año, tu declaración de renta puede ser positiva si has anticipado más de lo que te corresponde por tus rendimientos, o negativa si has anticipado menos. 
  • Si durante un trimestre no has tenido actividad económica y, por lo tanto, no has emitido ninguna factura, igualmente tendrás que rellenar el modelo 130 para que Hacienda no considere que estas facturando sin tributar y te haga una inspección. 

El modelo 130 debe presentarse trimestralmente en los meses de abril, julio, octubre y enero de cada año, los primeros 20 días de cada mes, a excepción del mes de enero, que se conceden 10 días más de oportunidad. Si la fecha límite para presentar el modelo 130 coincide con un día sábado, domingo o feriado, se puede presentar al siguiente día hábil sin ningún problema. 

Contacto

Pide tu primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest