Cómo reducir el Impuesto de Sociedades [2022]

Cómo reducir el Impuesto de Sociedades

Uno de los quebraderos de las empresas es lograr reducir su impuesto de sociedades. ¿Es posible conseguirlo? Sí. Es posible, pero hace falta conocer las deducciones y los beneficios fiscales a los que las empresas tienen derecho en 2022.

Así que hoy vamos a darte algunos consejos que puedes implementar desde YA para intentar mitigar tu Impuesto de Sociedades en la próxima declaración de la renta.

Como despacho de abogados fiscalistas podemos ayudarte a pagar menos en el Impuesto de Sociedades de manera legal. También podemos ayudarte si tienes deudas con Hacienda. Pide una consulta en info@violaperez.com si necesitas ayuda.

¿Qué es el Impuesto de Sociedades?

El impuesto de sociedades es el que grava los beneficios de una empresa constituida en territorio español obtenidos durante un año.  Por norma general, el gravamen corresponde al 25% de los beneficios totales, aunque existen excepciones. Por ejemplo: las empresas de nueva creación pagan tan solo el 15% durante los primeros dos años en los que su saldo sea positivo.

Novedades del Impuestos de Sociedades en 2022

En 2021 se integraron nuevas reformas al Impuesto de Sociedades. La principal fue la limitación de deducciones al 95 %, eliminando la exención del 100 %, por plusvalía o dividendo generado por las filiales. Ese 5% no exento pasa ahora a tributar al tipo general del 25% (o el 30% en el caso de banca y petroleras). Es decir que las compañías abonarán 1,25 euros (o 1,3) por cada 100 recibidos. 

Como excepción, las compañías con un volumen de negocio inferior a 40 millones de euros podrán seguir aplicando la exención del 100 % durante los próximos tres años.

Hacienda calcula que solo esta reducción de la exención afectará al 0,12% de las 1,5 millones de empresas registradas. Se trata de las 1.739 mayores firmas del país, que se prevé aporten 1.520 millones adicionales.

Consejos para reducir el Impuesto de Sociedades en 2022

1. Amortiza los bienes de tu empresa

Las amortizaciones son reducciones en el valor de los activos o pasivos para reflejar en la contabilidad cambios en el precio del mercado u otras reducciones de valor.

A través de estas, puedes reducir tu Impuesto de Sociedades siempre que seas una empresa de reducida dimensión. ¿Cómo?

  • Libertad de amortización: si adquieres un inmueble para tu empresa, puedes amortizar (considerar como gasto) esa inversión creando empleo. Por cada puesto, puedes amortizar 120.000€ de ese inmovilizado material.
  • Amortización acelerada: si tienes una empresa pequeña, puedes acelerar la amortización del inmuebles o inmovilizado intangible multiplicando por dos el coeficiente de amortización lineal máximo previsto en las tablas de amortización aprobadas en el BOE.

2. Amortiza libremente las inversiones de escaso valor

Podrás amortizar libremente los elementos del inmovilizado material, cuyo valor unitario no exceda los 300€ hasta el límite de 25.000€ durante un período impositivo.

3. Deduce las pérdidas por deterioro de tus créditos

Deduce las pérdidas por el deterioro de los créditos que tengas, hasta un límite del 1% sobre los deudores existentes a la conclusión del período impositivo.

¿Cuándo son deducibles?

  1. Cuando haya transcurrido el plazo de seis meses desde el vencimiento de la obligación.
  2. Que el deudor esté declarado en situación de concurso.
  3. Que el deudor esté procesado por el delito de alzamiento de bienes.
  4. Que las obligaciones hayan sido reclamadas judicialmente o sean objeto de un litigio judicial o procedimiento arbitral de cuya solución dependa su cobro.

Esto solo es aplicable para empresas de reducida dimensión.

4. Deduce los gastos por atenciones a cliente y proveedores

Para deducir estos gastos, estos no podrán exceder en más de un 1% el importe neto de la cifra de negocios.

5. Deduce el deterioro por insolvencia de un crédito adeudo por un ente público

En este caso, puedes deducir el deterioro por insolvencia de un crédito de un ente público cuando sea objeto de un procedimiento arbitral o judicial.

6. Utiliza la reserva de nivelación

Este truco se trata, en realidad, de una aplazamiento de la tributación durante un plazo máximo de cinco años.

La reserva de nivelación es una reducción en la base imponible positiva hasta un 10% de su importe, sin superar el millón de euros. Solo las empresas de reducida dimensión pueden aplicarlo.

El objetivo de esta reducción es que en el ejercicio en el que se obtengan beneficios no se tribute por una parte de ellos; ya que se espera que en los próximos ejercicios se obtengan bases imponibles negativas que compensarán las positivas actuales.

7. Descubre los contratos de arrendamiento financiero

Los beneficios fiscales para contratos de arrendamiento financiero permiten que amortices fiscalmente un bien de forma acelerada, mientras dura el contrato de arrendamiento.

Así, reduces la carga impositiva en esos ejercicios aplazando el pago del Impuesto sobre Sociedades si eres una empresa de reducida dimensión.

¿Cuáles son los requisitos?

  • Que el arrendador sea una entidad de crédito o un establecimiento financiero de crédito.
  • Que la duración del contrato sea de, al menos, dos años para bienes muebles y 10 para bienes inmuebles.
  • Que en las cuotas de arrendamiento financiero se diferencie la parte correspondiente a la recuperación del coste del bien y la carga financiera.
  • Que la parte correspondiente a la recuperación del coste del bien sea constante o creciente.

8. Compensa las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

Si en ejercicios anteriores has tenido una base imponible negativa podrás compensarlo con el Impuesto sobre Sociedades.

Se pueden dar dos casos:

  • Que la base imponible negativa esté por encima del millón de euros: en este caso podrás compensar hasta el 60% de la base imponible previa.
  • Que la base imponible negativa esté por debajo del millón de euros: podrás compensar el 100%.

9. Recurre a la reserva de capitalización

Las empresas que tributen al tipo general o de nueva creación, sin importar el tamaño, podrán reducir la base imponible hasta un 10% de su importe si apuestan por la autofinanciación.

¿Cómo? Tendrán que haber incrementado los fondos propios y mantener ese incremento de forma continuada durante al menos 5 años y dotar una reserva por el importe de la reducción.

10. No pagues dos veces con la exención para eliminar la doble imposición

Para evitar que las empresas españolas que han tributado en el extranjero lo hagan también en España; deberán tener una renta positiva obtenida de la transmisión de la participación de entidades.

Esta ha de ser, al menos, del 5%, o su valor de adquisición superar a 20.000.000€.

Este porcentaje se deberá poseer de manera ininterrumpida durante el año anterior al día en que sea exigible el beneficio que se distribuya o, en su defecto, se deberá mantener posteriormente durante el tiempo necesario para completar dicho plazo.

11. Consigue deducciones creando empleo

Las empresas de nueva creación, al contratar a su primer trabajador (con contrato indefinido de apoyo a emprendedores) podrán deducirse de la cuota íntegra la cantidad de 3.000€.

Además, en las empresas con plantillas inferiores a 50 trabajadores podrán deducir de la cuota íntegra el 50% del menor de los siguientes importes, siempre que realicen contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores.

También existen deducciones por contratar a personas con discapacidad.

12. Consigue deducciones por actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica.

También para nuevas empresas, podrás deducirte los gastos de investigación y desarrollo o así como las inversiones en elementos de inmovilizado en estos ámbitos.

Empleando los trucos que sean aplicables a tu tipo de empresa y a tus propias circunstancias, podrás reducir la cuenta a pagar en el Impuesto sobre Sociedades.

Contacto

Pide tu primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest