7 claves para elegir a un abogado fiscal

¿Recibiste una carta de Hacienda donde se indica que se inicia un proceso de inspección? ¡Acude a un abogado fiscalista YA!

Cualquier requerimiento que te llegue desde la Agencia Tributaria es un aviso de peligro: Hacienda considera que has hecho algo mal y podría sancionarte, multarte o embargarte dependiendo de la magnitud del «fraude» que hayas cometido. Por eso nada más recibir un aviso de Hacienda el contribuyente debería dirigirse rápidamente a un abogado fiscalista.

Pero, ¿cómo elegir un buen abogado fiscalista que te defienda eficazmente? La fiscalidad no es un tema fácil y puede que no comprendas ni la mitad de lo que te está diciendo el abogado al que has pedido consulta. Muchos despachos se aprovechan de este desconocimiento para inflar el presupuesto o hacer como que «todo va bien» cuando su defensa está siendo nefasta.

Nosotros somos un despacho de abogados fiscalistas. Quizás pienses «ah, claro, me dirán que su despacho es el mejor». Por supuesto, no vamos a decir lo contrario, pero también queremos que seas capaz de diferenciar el heno de la paja y que encuentres un abogado que realmente te vaya a defender. Al fin y al cabo, nosotros operamos en Cataluña, así que si nos lees desde cualquier parte de España quizás te convenza más trabajar con un despacho de tu zona y este post servirá para orientarte. Por supuesto puedes llamarnos al 932.228.696 si aún así quieres contratar nuestros servicios; atendemos consultas online.

Ahora sí, resolvamos la incógnita: ¿cómo elegir un buen abogado fiscalista?

¿Qué es un abogado fiscalista?

Un abogado fiscalista es aquel especializado en derecho fiscal y tributario. Se dedica a asesorar a personas o empresas sobre todo aquello relacionado con los impuestos. Conoce a la perfección la ley tributaria y sabe interpretarla, sabe cuales son los criterios de Hacienda, los de los Tribunales y gracias a su experiencia y tales conocimientos es capaz de defender los intereses de sus clientes ante cualquier órgano administrativo, ante la Agencia Tributaria y ante los Tribunales. 

Entre sus especialidades se encuentra: evitar liquidaciones y sanciones de Hacienda, defender al cliente ante delitos fiscales, planificar eficientemente los impuestos para pagar menos al fisco y ofrecer asesoría fiscal.

¿Cuándo necesitaré un abogado fiscalista? ¿Es compatible con un asesor fiscal o gestoría?

Toda empresa debería contar con un asesor fiscal para contar con conocimientos actualizados de la ley tributaria y no faltar nunca a sus citas con Hacienda. Sin embargo, los servicios de un abogado fiscalista van más allá. 

  • Un abogado fiscalista te representa ante Hacienda.
  • Un abogado fiscalista contesta a las cartas de Hacienda, requerimientos y todo tipo de notificaciones.
  • Representa a su cliente en cualquier procedimiento o  inspección para que no pague lo que no le toca.
  • Si ya has recibido una liquidación o sanción, la recurre y gestiona el pago de las deudas y sanciones según las necesidades del cliente. Puede pedir suspensiones y le asesora en aplazamientos.
  • Puede ayudar al cliente a pagar menos impuestos tanto de su negocio como a nivel particular.
  • Un abogado fiscalista puede ayudar al cliente ante cualquier cambio en su negocio, desde  una fusión empresarial hasta la adquisición de una nueva oficina.
  • Un abogado fiscalista puede aconsejar al cliente sobre cómo tramitar una herencia, una compraventa de un inmueble o un divorcio de forma que éste ahorre mucho dinero en impuestos.

En definitiva, un abogado fiscalista es aquel que ayuda a su cliente a pagar menos impuestos a Hacienda o a ahorrarle la multa de Hacienda.

Las 7 claves para elegir un abogado fiscal

#1 Amplia experiencia en la especialidad de fiscalidad

Huelga decir que un buen abogado fiscalista tiene mucho experiencia tanto en lo académico como en lo laboral. Tiene un grado en derecho y un Máster en Derecho Fiscal y Asesoría Tributaria, además de años de experiencia ejerciendo como abogado. Por ello, para localizar aun buen abogado fiscalista, es una gran idea checkear su CV en Linkedin.

Por ejemplo, puedes visitar el linkedin de nuestra socia fundadora, Patricia Viola, aquí. Verás que tiene muchísimos años de experiencia como abogada fiscalista y también los estudios correspondientes.

#2 Gran capacitad de persuasión, análisis y negociación

Un buen abogado fiscalista tiene que saber convencer tanto a Hacienda como a los Tribunales. Además, tiene que ver los puntos débiles en los requerimientos de Hacienda, saber qué leyes ha de usar en beneficio del cliente y cómo ayudarlo para que salga indemne en su defensa ante Hacienda. Por ello un buen abogado fiscalista es aquel que no duda a la hora de negociar.

# 3 Proactivo y realista

Debe estar dispuesto a llegar al final del caso y no rendirse nunca, pero sin prometer la luna. Un buen abogado fiscalista es realista y sabe cuando un caso no se puede ganar, pero también sabe cuando se puede reducir la sanción o reestructurar la deuda con Hacienda.

Cuidado con los abogados que mucho abarcan y poco aprietan.

#4 Buen nivel de asesoramiento y conocimiento en la materia

El abogado fiscalista no es un asesor fiscal, pero sabe asesorar fiscalmente. ¿Por qué? Porque es mejor prevenir que curar, y acudir a un abogado fiscalista solo cuando recibimos la temida carta de Hacienda es un error. Un buen abogado fiscalista puede asesorarte para que planifiques tus impuestos y pagues solo lo necesario a Hacienda, de manera totalmente legal y sin riesgos.

Además, debería ser un abogado que sepa también de temas como: Sucesiones, Herencias, Fusiones de Empresas…

#5 Constante actualización

El marco tributario está en constante cambio y el abogado tiene que evolucionar con él. Queda prohibido contratar los servicios de un abogado que no se actualiza y no está a la última de la actualidad fiscal.

#6 Habla idiomas

Muchas veces, los casos de un contribuyente no se quedan en las fronteras de un solo país. Hablamos de la fiscalidad internacional: sucesiones internacionales, compraventa de inmuebles de un país a otro… Un buen abogado fiscalista debe saber, por lo menos, hablar inglés. En nuestro despacho hablamos cuatro idiomas: español, catalán, francés e inglés, por lo que los clientes internacionales se sienten como en casa con nosotros.

#7 Ética profesional

Este punto es importantísimo. Un abogado fiscalista ha de tener ética profesional. Al fin y al cabo, hablamos de un ámbito de trabajo que compete a todas las personas que viven en el mismo país: los impuestos. Por ello un buen abogado fiscalista debe tener la motivación de ayudar a su cliente y de hacerlo desde la ética y no desde la malicia.

#8 Buena atención

Por último, pero no menos importante: que de una buena atención personal y esté dispuesto a explicar pros y contras de los recursos o procedimientos que vaya a realizar. Que intente por todos los medios que entiendas lo que está sucediendo, ofreciéndote tranquilidad y acompañándote en cada fase del proceso. No tiene por qué estar disponible 24 horas (al fin y al cabo, es humano) pero sí tiene que estar ahí, guiándote y aconsejándote.

¿Necesitas la defensa de un abogado fiscalista?

Si necesitas asesoría fiscal, puedes contactar con nosotros por teléfono para pedir una consulta (atendemos de 9:00-14:00 y de 15:00 a 18:30h) o e-mail:

E-mail: info@violaperez.com

Teléfono: 932228696

O, también, puedes utilizar el formulario que encontrarás al final de la página.

Contacto

Pide tu primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest