Cómo declarar el alquiler de una habitación Airbnb

Si eres anfitrión, tendrás que declarar los ingresos que generas a través del alquiler de una habitación en Airbnb

En este post hemos decidido explicar cómo declarar el alquiler de una habitación de la plataforma Airbnb. Y es que los continuos cambios que genera internet y, más actualmente, las aplicaciones móviles, obligan a Hacienda a adaptarse a toda velocidad.  Y, por ello, la Agencia Tributaria se ha puesto las pilas con Airbnb. El año pasado  logró un convenio con la plataforma en el que ambas compartían los datos de los usuarios que alquilan sus habitaciones. Hacienda envió más de 136.000 avisos a anfitriones para que declararan sus ingresos de Airbnb.  Así que ya no hay escapatoria: Hacienda sabe que generas ingresos con Airbnb y tienes que declararlos.

Ahora bien, ¿cómo hacerlo? Esa es la pregunta que muchos clientes traen al despacho. ¿Cómo declaro mis ingresos? ¿Puedo deducirme algún gasto? ¿Cómo puedo pagar menos impuestos? ¿Sale rentable alquilar una habitación en Airbnb si tengo que pagar impuestos? Vamos a responder a todo esto y un poquito más. Y, recuerda, en Viola Pérez somos especialistas en declarar tu renta y planificar tus impuestos para que pagues solo lo que te corresponde, ni un euro más.

Quién está exento de declarar el alquiler de una habitación Airbnb

Están exentas las personas que generen un ingreso anual por arrendar un piso turístico menor a los 1.000 euros. La exención se aplica a cualquier rango de edad y comprende a todo el territorio español. No importa si alquilas en Cataluña o en Galicia: si generas más de 1.000 euros en alquiler turístico al año, tendrás que declarar.

cómo declarar el alquiler de una habitación airbnb: españa y cataluña

La forma correcta de declarar los beneficios derivados del alquiler Airbnb es colocarlos en el IRPF, tal y como haríamos con cualquier alquiler normal.  Los incluiremos en la Declaración de la Renta como rendimiento de capital inmobiliario. Los alquileres Airbnb  tributan como cualquier otro alquiler, pero, a diferencia del arrendamiento de viviendas residenciales de larga duración, no disfrutan de la reducción del 60%, dado que se considera alquiler por temporadas.

En caso de que no figuren en tu borrador, debes incluir en la categoría de rendimiento de capital inmobiliario las rentas que recibes por el alquiler a través de Airbnb.

Ahora bien, ten en cuenta que la obligación de declarar estos ingresos no tiene que significar que pagarás sí o sí. A veces, esta declaración es meramente informativa. Tal y como indica la propia Agencia Tributaria: «la tributación final del rendimiento neto de los alquileres no queda sujeta a un tipo fijo, sino que depende del total de los ingresos del
contribuyente en el año de declaración y de sus circunstancias personales».

En Cataluña el procedimiento es el mismo: se declaran los ingresos en el IRP. Además, para evitar multas, en Cataluña se necesita la licencia de apartamento turístico y cobrar una tasa turística, así como registrarse como anfitrión en la Consejería de Turismo. En este artículo ya explicábamos lo puntilloso que es el Ayuntamiento catalán con la plataforma Airbnb y cómo recurrir una multa, si te llega.

Gastos de Airbnb que puedes deducir de tu declaración de la renta

El tipo de alquiler de estas plataformas disfruta de ciertas deducciones, al igual que los de tipo vacacional o por temporadas. Por ello, pueden deducirse todos los gastos necesarios para el alquiler, siempre que se puedan justificar con un recibo o similar. Hablamos de la comisión que cobra la plataforma por gestionar la reserva,
los gastos de limpieza del inmueble o habitación, los gastos de lavandería de ropa de cama y de baño utilizada por los huéspedes, las reparaciones de elementos rotos o dañados por los huéspedes y cualquier otro gasto que se pueda vincular directa e inequívocamente con la actividad de arrendamiento.

También hay gastos prorrateables, que están relacionados con la vivienda que se alquila pero solo se pueden imputar parcialmente a la actividad de alquiler, como en los casos en los que se arrienda solo una habitación pero no toda el inmueble o solo se alquila parte del año. En este caso, es necesario prorratear la superficie de la vivienda o los días del año que se ceden a la actividad de alquiler en estos casos:

  • Impuestos vinculados a la vivienda, como la tasa municipal de basuras o el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).
  • Gastos de comunidad de vecinos.
  • Suministros básicos de la vivienda, como electricidad, agua corriente, conexión a internet y gas, si lo hubiese.
  • Amortización del 3% del valor catastral o de adquisición del inmueble, restando la parte del suelo, o del 10% del valor de compra del mobiliario o de las instalaciones.
  • Reparaciones o intereses que se generan por préstamos para la compra de la vivienda, siempre que no superen los ingresos que se reciben. Si se supera esa cantidad, Airbnb y la Aedaf recomiendan distribuir esta deducción en las declaraciones de los 4 años siguientes.

¿Necesitas asesoría fiscal para declarar tus ingresos de Airbnb?

Si necesita asesoría fiscal, puede contactar con nosotros por teléfono para pedir una consulta (atendemos de 9:00-14:00 y de 15:00 a 18:30h) o e-mail:
E-mail: info@violaperez.com
Teléfono: 932228696

O, si prefiere que le contactemos nosotros, rellene el siguiente formulario explicando brevemente su caso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *