¿Cómo declararse insolvente en España?

Cómo declararse insolvente en españa

Puedes declararte insolvente en España si te acoges a la Ley de la Segunda Oportunidad

Declararse insolvente en España puede ser la solución para librarse de una deuda con Hacienda  y acreedores  y empezar de cero. Y es que, a veces, resulta imposible poder devolver el dinero que se debe, por mucho que uno quiera. Si este es tu caso, hoy queremos decirte que tu problema tiene solución. Puedes declararte insolvente en España si te acoges a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Puedes declararte insolvente en España si te acoges la Ley de la Segunda Oportunidad.

¿Te suena? Lleva vigente desde 2015 pero muy pocos conocen su existencia (de hecho, solo 12.000 personas se han acogido a ella). Esta ley permite empezar de cero a aquellos contribuyentes arruinados que no pueden hace frente al pago de su deuda. De esta forma, una persona puede declararse insolvente en España y, así tener, literalmente, una segunda oportunidad de empezar su vida.

En Viola Pérez somos expertos en defender al contribuyente frente a Hacienda. Si buscas anular tus deudas y empezar de cero, contacta con nosotros. Estudiaremos tu caso, te diremos si puedes acogerte a la Ley de la Segunda oportunidad y comenzaremos los trámites pertinentes para declararte insolvente en info@violaperez.com.

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad es una norma que permite al contribuyente que tiene deudas con Hacienda empezar desde cero. Fue publicada en el BOE en julio de 2015. El concepto de esta ley es que permite empezar de cero a las personas físicas insolventes siempre que cumplan una serie de requisitos.

En este artículo te explicábamos como acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad.

La ley de segunda oportunidad permite ajustar las deudas a las posibilidades económicas reales de las personas en situación de sobreendeudamiento. Mediante esta ley las deudas se reestructuran, se reducen e incluso se eliminan.

El año pasado, el Tribunal Supremo dictaba una sentencia que cambiaba la Ley de la Segunda Oportunidad y hacía referencia a los créditos de derecho público. El fallo deja en manos de los juzgados de lo mercantil el fraccionamiento de la parte no exonerable del crédito público (hasta ahora Hacienda tenía la última palabra). Además, abre la puerta a que a los deudores se les perdone más de la mitad de la deuda contraída con las administraciones públicas. La otra mitad podrán abonarla en un plan de pagos fraccionados de hasta cinco años que tenga en cuenta su capacidad económica real.

La sentencia sobre la Ley de Segunda Oportunidad no significa que siempre se pueda perdonar el 100% de la deuda al contribuyente que se acoja a esta norma. No obstante, si que permite que se le pueda exonerar de hasta un 70% del total y de fraccionar el resto para poder pagarlo en cuotas.

Una ley que pasa desapercibida

Desde que fue aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015, la ley de segunda oportunidad ha pasado prácticamente desapercibida. Aunque no hay datos oficiales, se calcula que algo más de 12.000 personas han iniciado los trámites para pedir la exención de sus deudas. Las cifras, dicen, se dispararon en 2018 y en los últimos meses se ha producido un goteo incesante de sentencias, algunas tan llamativas como la conseguida en Granada por una mujer de 49 años que llevaba años embargada tras haber firmado como avalista en diversas operaciones de una mercantil de la que su marido era socio. Sus deudas rozaban los tres millones de euros (2.919.000) pero el pasado 12 de marzo, informaba el diario Ideal de Granada, el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Granada declaró concluido el proceso tras acordar concederle “el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho”. Es decir, le perdonó la deuda tras quitarle todos sus bienes: una vivienda y un coche.

¿Cómo declararse insolvente en España?

Insolvente es aquella persona que no puede hacer frente al pago de sus deudas.  La declaración de insolvencia como tal no está prevista en nuestra legislación, es decir, no puedes declararte insolvente en España.

Una persona no puede ser declarada insolvente para así pretender eludir el pago de las deudas, pero si realmente no tiene nada con lo que afrontar dichas deudas estamos hablando de que esa es su realidad. Por lo tanto, esa persona ES insolvente.

Aquí es donde entra en juego la Ley de la Segunda Oportunidad para declararse insolvente en España y así reducir, reestructurar o eliminar la deuda.

¿Quién puede declararse insolvente en España?

Cualquier persona física o jurídica que demuestre que está en bancarrota y no sea culpable de un delito económico o fiscal puede declararse insolvente en España y pedir la Ley de la Segunda Oportunidad.

Mientras que los particulares y los autónomos pueden acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad para saldar sus deudas, las empresas tendrán que someterse al concurso correspondiente para lograrlo.

¿Qué se necesita para declararse insolvente?

Para declararte insolvente y solicitar la Ley de la Segunda Oportunidad debes cumplir ciertos requisitos:

  1. Estar en bancarrota, es decir, completamente arruinado y sin posibilidad de cambiar la situación.
  2. Haber intentado, por todos los medios, pagar las deudas de buena fe.
  3. Tener deudas que no superen los 5 millones.
  4. No haber sido declarado culpable en un concurso de acreedores.
  5. No haber sido culpable de un delito económico o laboral.
  6. No tener antecedentes.
  7. No haber solicitado la Ley de la Segunda Oportunidad en los últimos diez años.
  8. Demostrar ante un Tribunal que no se pueden pagar las deudas.

¿Qué efectos produce la insolvencia?

Los efectos que produce la insolvencia son positivos y negativos. Por una parte al declararse insolvente en España podrás acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad y empezar desde cero. Por otra parte, a ojos del sistema, es como si estuvieras «fuera de juego»: tendrás que volver a granjearte la confianza de los proveedores si quieres volver a hacer negocios en el futuro.

Además, recuerda que:

  1. A pesar de la insolvencia la deuda sigue existiendo. Podemos conseguir que se te perdone hasta el 70% o que se fraccione el pago, pero Hacienda quiere que le devuelvas su dinero.
  2. Cualquier flujo de dinero que llegue a tu banco será inmediatamente embargado por Hacienda para solventar la deuda.
  3. Hay ocasiones en los que la insolvencia provoca que la deuda tengan que pagarla terceras personas relacionadas con el insolvente, como pueden ser los familiares o el cónyuge.

Si necesitas asesoría fiscal, puedes presentarnos tu caso mediante correo electrónico y le diremos si podemos ganarlo:
E-mail: info@violaperez.com
Pedir cita para hacer una consulta:
Teléfono: 932228696

Contacto

Pida su primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest