El impuesto de Patrimonio seguirá vigente en 2020

El Gobierno prorrogará el impuesto de patrimonio un año más en 2020

El Impuesto de Patrimonio seguirá un año más en el sistema tributario español y el Gobierno lo prorrogará para 2020. Así lo indicó el diario ABC: el gravamen se prorrogará «de una forma u otra» y seguirá vigente en 2020. Con el próximo año, el gravamen sumará diez ejercicios consecutivos: el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lo recuperó con carácter temporal en plena crisis en 2011 y desde entonces, año a año, tanto el Ejecutivo de Mariano Rajoy como el de Pedro Sánchez ahora lo han seguido prorrogando.

Más allá de su peso recaudatorio, que apenas llega al 0,1% del PIB, el impuesto encarna una fuerte polémica por su carga ideológica. España es el único país de la Unión Europea que lo sigue aplicando como tal.

Grandes diferencias entre regiones en el impuesto de patrimonio en 2020

Este pulso entre defensores y críticos del impuesto también lo han mantenido en España las distintas comunidades autónomas. El Impuesto de Patrimonio es un tributo cuya recaudación está cedida a las regiones y que el año pasado recabó 1.130 millones de euros con amplias diferencias, ya que Madrid lo bonifica al 100% – e ingresó apenas tres millones–, frente a otras regiones como Cataluña o Baleares que recaudaron el año pasado un 0,2% de su PIB. Junto a Sucesiones es el gravamen que traza diferencias más amplias entre comunidades. Por ejemplo, los asesores fiscales del Reaf recuerdan que un contribuyente con 800.000 euros de patrimonio, excluyendo 300.000 de vivienda habitual, debería pagar cada año 1.164 euros en Aragón, 1.099 en Extremadura o 769,5 en Cataluña frente a los 50 euros de La Rioja o los 0 en Madrid en el mismo caso.

Reforma de la financiación

Ahora, de cara al futuro, Hacienda quiere elevar la tributación de las grandes fortunas utilizando la reforma de la financiación autonómica para ello. El Ministerio que dirige María Jesús Montero quiere armonizar las diferencias en Sucesiones y Patrimonio para marcar un «suelo» de imposición más elevado en comunidades como Madrid, a la que la ministra María Jesús Montero ha acusado en alguna ocasión de «dumping fiscal».

La armonización tributaria lleva años sobre la mesa. El grupo de expertos para la reforma de la financiación autonómica la propuso en 2017 para Sucesiones y Patrimonio, con horquillas de tipos, pero evitando pedir fijar un «suelo» de tributación en Patrimonio, lo que permitiría a Madrid seguir bonificando al 100% el impuesto. El propio Ministerio de Hacienda con Cristóbal Montoro y después María Jesús Montero también hizo suya la propuesta de armonizar, aunque de forma más tímida, ya que hablaba de hacerlo con las bases del tributo, una fórmula parecida a la que también defendió la Comisión de Expertos para la Reforma Fiscal en 2014. Este grupo de sabios también propuso sustituir el Impuesto de Patrimonio por otro dirigido a gravar exclusivamente las propiedades inmobiliarias, como ha hecho Francia.

Temporalidad permanente

Pese a la polémica, España conserva el tributo con un carácter temporal perenne. No es la primera vez que esto ocurre en nuestro país: el Impuesto de Patrimonio ya nació en 1977 con carácter transitorio, un régimen en el que estuvo catorce años hasta 1991, cuando Hacienda ya lo hizo fijo.

En un momento en el que Hacienda quiere incrementar la presión fiscal sobre las grandes fortunas, ¿cómo está situado nuestro país frente a los países de nuestro entorno? Según cifras de Eurostat de 2017, España está entre los cinco países que más gravan la riqueza de la Unión Europea. Nuestro país recauda un 2,7% del PIB con gravámenes sobre la propiedad, una décima más que la media continental y tres por encima de la Eurozona. Solo superan a España dentro de la UE como países con mayor presión fiscal sobre la riqueza Grecia (3,2%), Bélgica (3,6%), Reino Unido (4,3%) y Francia (4,9%).

Eso sí, el Impuesto de Patrimonio apenas contribuye a estos ingresos: es el Impuesto sobre Bienes inmuebles (IBI) el que más aporta. De cada diez euros que recauda Hacienda con impuestos a la riqueza, cuatro proceden del IBI. Sucesiones aporta un 8% de los ingresos de estos tributos, mismo porcentaje que la plusvalía local. El Impuesto de Patrimonio solo contribuye con un 4% de la recaudación. Pese a estos datos, el Impuesto de Patrimonio seguirá un año más, a la espera de que se produzca, por fin, la postergada reforma de la financiación autonómica.

¿Necesitas asesoría fiscal?

Si necesitas asesoría fiscal, puedes presentarnos tu caso mediante correo electrónico y le diremos si podemos ganarlo:
E-mail: info@violaperez.com
Pedir cita para hacer una consulta:
Teléfono: 932228696

Contacto

Pida su primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest