Los impuestos que paga un negocio digital

Impuestos en tu negocio Digital.

Las obligaciones fiscales de una empresa on-line

El comercio electrónico lleva años a la cabeza de la economía en España. No es de extrañar, pues, que muchos empresarios se lancen a crear su propio negocio digital. Las ventajas de no pagar el alquiler de un local con sus respectivos costes adicionales permiten al autónomo tener más beneficios. Sin embargo, como en toda empresa, hay que pagar impuestos a Hacienda. Ante la declaración de la renta puede surgir la duda: ¿cómo tributa una e-commerce? Desde Viola Pérez Abogados Fiscalistas te lo explicamos.

Hacienda ha tenido que adaptarse para lograr el control fiscal de internet. Y lo ha conseguido. Ya no sirve esconderse en las redes sociales y las páginas webs: Hacienda no descansa, ni siquiera en tu ordenador. En realidad, mundo físico y digital no difieren tanto a la hora del pago de impuestos. Como es lógico, un negocio online no necesita una licencia de actividades para abrir sus puertas, pero debe pagar IRPF, Impuesto de Sociedades –si el negocio tiene forma de sociedad– e IVA, en caso de que su actividad no esté exenta del pago del mismo.

Darse de alta como autónomo online

Antes de empezar, habrá que darse de alta en Hacienda, en el censo de empresarios, profesionales y retenedores (modelo 036 o 037). La actividad a desarrollar, dentro del epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), es la misma para los canales físicos u online. Si la vocación del negocio es vender productos en el ámbito de la UE, debe inscribirse en el Registro de Operadores Intracomunitarios. Por supuesto, hay que darse de alta en la Seguridad Social. Primero, en la Tesorería General para la obtención de un número, y luego en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Además, como la compraventa de productos se materializa a través de Internet, la página web del negocio debe adaptarse a la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.

Si todavía no te sientes abrumado por el papeleo, sigue leyendo. Si ya empiezas a llevarte las manos a la cabeza, recuerda que un abogado fiscalista puede encargarse de todo esto mientras tú te relajas en la comodidad de tu sillón.

Pagar el impuesto del iva en tu negocio digital

El IVA (impuesto sobre el valor añadido) es una carga fiscal que recae en el consumidor. Como en todo negocio, tendrás que recaudarlo a través de facturas para luego presentarlas a Hacienda. Tendrás que aplicar a tus productos y servicios el IVA, que en España actualmente es del 21%.

Sin embargo, hay situaciones en las que no va a ser así, y son las siguientes:

Impuestos digitales

Si el comprador de tu producto no se encuentra en España, habrá que aplicar el IVA de ese país. Oh, y tendrás que abonar el IVA en ese país. Pero ojo, es exclusivamente para los productos digitales. Un producto digital es un bien no físico que puede comprarse a través de internet y donde el autor, una vez que lo ha creado, ya no interviene más. Estarían incluidos, por ejemplo, música para descargar o Ebooks.

Registro de operadores intracomunitarios (ROI)

Este aspecto te va a afectar si vendes tus productos o servicios a otros profesionales, porque te vas a olvidar del IVA. Además es obligatorio cuando realizas transacciones comunitarias.

Tendrás que darte de alta en Hacienda con el modelo 036 y marcar la casilla de alta en el registro de operadores intracomunitarios, para que te asignen el NIF-IVA (VAT), porque vas a tener que indicarlo en todas las facturas.

Recargo de equivalencia

Esta excepción te va a afectar siempre que seas un comerciante minorista que vende productos al cliente final sin realizar transformaciones sobre este producto. Es decir, si tienes una tienda online donde vendes los productos que has adquirido previamente de tus proveedores tal y como se lo has comprado a ellos. No se aplica en actividades de servicios, comercio mayorista y actividades industriales.

El recargo de equivalencia sirve para que los minoristas no tengan que presentar declaraciones de IVA a Hacienda, porque va a pagar el IVA directamente a sus proveedores a añadirle un % como recargo en la factura, que tiene que quedar claramente diferenciado del porcentaje del IVA.

Los tipos de recargo de equivalencia que se aplican actualmente son:

  • IVA general al 21 % – recargo de equivalencia de un 5,2%
  • IVA reducido al 10% – recargo de equivalencia de un 1,4%
  • IVA superreducido a un 4% – recargo de equivalencia de un 0,5%

Cómo pagar el impuesto del IRPF en tu negocio digital

Y no nos podemos olvidar del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que es el que grava los ingresos que obtienes durante el año. Cada trimestre tendrás que ingresar anticipos a Hacienda mediante el modelo 130, dependiendo del nivel de facturación que hayas tenido en ese periodo. Además, en el caso que factures a profesionales o a empresas tienes que aplicar la retención de IRPF en la factura, y será el cliente quien luego tendrá que ingresar la retención en Hacienda mediante el modelo 111.

Por tanto es conveniente que una vez que termine el año pidas los certificados de retenciones y compruebes que es todo correcto. La retención que tendrás que aplicar actualmente es del 15% (7% en caso de autónomos nuevos y durante los dos primeros años).

Quiero abrir un negocio digital pero no sé cómo pagar los impuestos

Si después de leer este artículo sigues sin saber qué hacer o te parece muy complicado, no te preocupes. Desde Viola Pérez podemos ayudarte a llevar la fiscalidad de tu empresa.

Y, si quieres consultar con nosotros alguna duda fiscal, puede contactarnos por:
E-mail: info@violaperez.com
Pedir cita para hacer una consulta:
Teléfono: 932228696

Contacto

Pida su primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest