La Ley de La Segunda Oportunidad de Hacienda pasa desapercibida

Tan solo 12.000 personas se han acogido a la norma de la segunda oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad entró en vigor en 2015. Desde entonces, han sido muy pocos los candidatos que la han pedido para cancelar sus deudas con Hacienda.

La ley de segunda oportunidad o ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social puede significar la diferencia entre la salvación y la bancarrota. Entró en vigor en 2015 y desde entonces, más de 12.000 personas han iniciado los  trámites para cogerse a ella. Sin embargo, los cálculos del Centro de Estudios sobre la Ley de la Segunda Oportunidad, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), sitúan la cifra en unas 9.000.

Estos datos chocan con las más de 100.000 reclamaciones por motivos similares que se han dado en otros países Europeos como Francia y Alemania. Teniendo en cuenta que la crisis de 2008 arruinó a miles de familias, llama la atención que el número no sea más elevado.

Desde Viola Pérez Abogados Fiscalistas creemos que esto se debe al desconocimiento de la Ley. No es una medida que se haya publicitado o de la que se haya hablado a menudo en los medios de comunicación, por lo que la ciudadanía no la conoce. No obstante, existe, y puede salvar a muchas familias de la bancarrota.

¿Para qué sirve la Ley de la Segunda Oportunidad?

Veamos ahora unos ejemplos que demuestren por qué deberías acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad si tienes una deuda con Hacienda que no puedes pagar o te impusieron una cláusula abusiva.

Reclamar el IRPH de cláusulas abusivas de los bancos

La Ley de la Segunda Oportunidad se aplica en reclamaciones sobre hipotecas referenciadas al Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH), tarjetas que permiten aplazar el pago de las compras (revolving) y microcréditos.

Las cláusulas suelo que impiden que miles de hipotecados en España se beneficien de determinadas bajadas del euríbor desaparecerán temporalmente para todos los que se acojan a la segunda oportunidad, y definitivamente para aquellos potenciales beneficiarios del código de buenas prácticas.

Reclamar deudas con Hacienda

Antes no se podía utilizar esta ley para las deudas contraídas con la Agencia Tributaria. Sin embargo, una Sentencia del Tribunal Supremo ha cambiado las reglas del juego. 

El fallo del Supremo viene a corregir la limitación. Fechada el dos de julio, la sentencia desestima el recurso de casación interpuesto por la AEAT contra una sentencia previa de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca (diciembre de 2015) en la que se daba la razón a una persona que se había acogido a la Ley de Segunda Oportunidad. El fallo no solo deja en manos de los juzgados de lo mercantil el fraccionamiento de la parte no exonerable del crédito público (hasta ahora Hacienda tenía la última palabra), sino que de facto abre la puerta a que a los deudores se les condone más de la mitad de la deuda contraída con las administraciones públicas, en concreto el crédito ordinario y subordinado (intereses, recargos, sanciones y un 50% de la cuota). Mientras que el resto —crédito privilegiado— podrán abonarlo en un plan de pagos fraccionados de hasta cinco años que tenga en cuenta su capacidad económica real.

En definitiva, La sentencia no significa que los tribunales puedan condonar el 100% de los créditos con la Administración Pública de quienes se acojan a la norma, pero sí les otorga la capacidad de exonerar un porcentaje y cuantificar el fraccionado de los pagos del resto. Gracias a ello, más de 200.000 autónomos podrían recuperarse de sus deudas.

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

  • No ser objeto de un concurso culpable ni haber sido condenado por delitos económicos o sociales.
  • Actuar de buena fe. Para ello es necesario que intente una solución extrajudicial y que no haya frustrado las posibilidades de pago (por ejemplo, rechazando ofertas de empleo en los últimos cuatro años).
  • No haber acudido al beneficio de exoneración de pagos (que describimos a continuación) en los últimos diez años.
  • Haber satisfecho los créditos contra la masa y los privilegiados. También se exige que haya pagado el 25 % de los créditos ordinarios. Este requisito puede decaer siempre que se demuestre que los créditos se intentaron pagar.

¿Tienes una deuda con Hacienda que no puedes pagar y crees que puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad?

Si quieres consultar con nosotros para que le ayudemos con ello, puede contactarnos por:
E-mail: info@violaperez.com
Pedir cita para hacer una consulta:
Teléfono: 932228696

Contacto

Pida su primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest