Hacienda logra controlar los pisos de Airbnb

Hacienda ha conseguido que más de 120.000 contribuyentes declaren sus pisos de Airbnb

El boom del turismo que ya no se va de hoteles y alquila en Airbnb ha supuesto un verdadero desafío para Hacienda. La Agencia Tributaria, que veía como los contribuyentes se escaqueaban a la hora de declarar sus pisos de alquiler turístico, ha sido una de las que mayor éxito ha tenido en el control de Airbnb. En los últimos tres años y tras envíar más de 700.000 avisos sobre la obligación de tributar a los propietarios, ha conseguido que afloren más de 120.000 declarantes.

Para hacerse una idea de lo que la campaña de Hacienda ha supuesto, la Agencia Tributaria reveló en su presentación de los resultados de la lucha contra el fraude en 2018 que esos nuevos declarantes constituían una tercera parte de los declarantes totales de rendimientos inmobiliarios en el IRPF. El importe total de los rendimientos aflorados ascendió a 1.346 millones de euros, lo que supone que los nuevos declarantes de ingresos por poner en el mercado pisos turísticos de Airbnbobtuvieron por su actividad una media de ingresos superior a los 11.000 euros.

Los pisos turísticos ponen trabas a los controles de seguridad a los inquilinos

Desde 1959, los establecimientos turísticos españoles tienen la obligación de llevar un registro de los viajeros que pasan por sus instalaciones. Lo que nació como un trámite administrativo de naturaleza más bien censal ha pasado con el discurrir de los años a convertirse en una medida básica de seguridad ciudadana. Según la información que ofrece el portal web del Ministerio del Interior, esta obligación es extensible no solo a los establecimientos de hostelería más tradicionales -hoteles, hostales o pensiones- sino también a «cámpings, apartamentos, bungalows y otros alojamientos similares de carácter turístico», cuyos responsables deben remitir esos registros a la Policía Nacional o a la Guardia Civil que corresponda por el lugar en el que estén ubicados.

El ‘boom’ de los pisos turísticos en los últimos años al calor de la aparición de plataformas digitales como AirBnB o Homeaway y el ensanchamiento de mercado generado por el fenómeno ha venido a agrietar el esquema de seguridad y control de inquilinos creado a partir de esos libros registro de viajeros. Desde Viola Pérez Abogados Fiscalistas hemos notado un desconocimiento generalizado entre los particulares que ponen sus pisos en alquiler de las obligaciones administrativas que están obligados a cumplir en materia de identificación de viajeros. No solo eso, sino que hemos descubierto que nuestros clientes no saben cómo declarar en su renta los beneficios obtenidos por sus pisos de alquiler turístico.

La web de Interior pone a disposición de todo aquel que quiera el formulario en el que se deben transmitir datos personales como DNI o pasaporte, nombre, sexo, fecha de nacimiento, nacionalidad y la fecha de entrada y salida de los huéspedes antes de que pasen 24 horas de la entrada del viajero. Se debe recordar que el incumplimiento puede acarrear una sanción económica.

Si quiere saber cómo declarar sus ingresos, puede contactar con nosotros.

La sanción por no presentar el registro de inquilinos de Airbnb a hacienda puede llegar a los 30.000 euros

Castilla y León, Murcia, Sevilla… en los últimos dos años los medios de comunicación se han hecho eco de las sanciones impuestas a establecimientos turísticos que no cumplían con esta obligación. El régimen sancionador previsto en la ley establece multas que van desde los 600 a los 30.000 euros en función de la gravedad del incumplimiento: los leves se multan con cuantías de entre 601 y 10.400 euros; los que se consideren de grado medio oscilan entre los 10.400 y los 20.200 euros; y las graves pueden llegar a los 30.000 euros, además de la retirada temporal o definitiva de la licencia para operar o, en este caso, para poner un inmueble en alquiler.

Ante la situación creada, el portal de referencia de alquiler de pisos turísticos, AirBnB, incluyó información sobre el asunto en su página de anfitriones responsables en la que recuerda a los propietarios que utilizan la plataforma la obligación de cumplir con la normativa, y les aporta información útil sobre impuestos y otras regulaciones. «Nosotros recordamos a los anfitriones que comprueben y cumplan con las leyes locales antes de anunciar su espacio, en nuestra página de anfitriones responsables y en la información que compartimos con la comunidad», aseguran desde AirBnB, que hace un año eliminó 2.500 pisos de su cartera en Barcelona por las quejas registradas por el Ayuntamiento.

Nos encargamos de declarar sus beneficios de Airbnb a hacienda

Puede contactarnos por:
E-mail: info@violaperez.com
Pedir cita para hacer una consulta:
Teléfono: 932228696

Contacto

Pida su primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest