Gastos que puedes deducir como autónomo en 2019

La gasolina, la vivienda o las dietas son algunos de ellos

Ser autónomo en España es toda una aventura, pero a menudo nos olvidamos de que también conlleva algunas facilidades. Si trabajas por cuenta propia en 2019 encontrarás muy útil esta infografía en la que te explicamos qué gastos puedes deducir de tu declaración de la renta. Algunos, como la gasolina, pueden parecer tan básicos que a veces nos olvidamos de que también se pueden restar. No te preocupes, de un solo vistazo te enterarás de todo.

Requisitos para que los gastos sean deducibles

Los criterios que Hacienda establece para considerar que un desembolso económico puede ser considerado como gasto deducible son:

  • Deben ser gastos vinculados a la actividad económica realizada por el autónomo, o como dice Hacienda, que estén “afectos” a la misma”.
  • Deben encontrarse convenientemente justificados mediante las correspondientes facturas. En ocasiones pueden valer recibos o factura simplificada siempre que aparezcan todos tus datos fiscales.
  • Deben estar registrados contablemente por el autónomo en sus correspondientes libros de gastos e inversiones.

Deducir la Vivienda del irpf

Muchos autónomos realizan su actividad laboral en su propia casa. Esto quiere decir que gastos como la luz, el agua, internet y hasta la hipoteca pueden deducirse de la Declaración de la Renta. Eso sí: solo el porcentaje que corresponde a las horas trabajadas. También habrá que indicar las habitaciones que se usan para el ejercicio laboral, que por lo general no son más de dos.

Debido a las dudas que puede generar cómo calcular el porcentaje que se puede deducir, muchos autónomos ignoran este punto. Pero no desistas: calcularlo es posible, solo hay que tener paciencia y hacer muchas facturas.

Deducir los Gastos de Vehículo y gasolina del irpf

A efectos del IRPF sólo se admiten íntegramente como gastos en el caso de aquellos autónomos que se dediquen  a actividades de transporte de viajeros, mercancías, enseñanza de conductores o actividades comerciales, lo que incluye a taxistas, transportistas, repartidores, mensajeros, autoescuelas, agentes comerciales y representantes.

No obstante se puede deducir al 50% el IVA. Para ello se aconseja registrar la Base Imponible al 50% y el IVA soportado de ese 50% y luego, cuando hagas la declaración del Modelo 130, haces ajustes sobre el total de gastos (sumatorio de todas las bases imponibles). Si decides imputar los gastos del vehículo, porque consideras que puedes demostrar en caso de que se requiera que lo utilizas para tu actividad económica, no olvides que en última instancia la Agencia Tributaria se reserva el considerarlo gasto fiscalmente deducible, o no.

Deducir Alojamiento y viajes del irpf

Podrás desgravar todo aquello relacionado con transporte público (autobús, metro…) o incluso taxis. También hoteles. Eso sí, siempre y cuando puedas justificar que se realizaba durante la actividad profesional. Ojo porque si realizas este tipo de gastos a diario o en fin de semana será difícil que Hacienda lo vea con buenos ojos.

Deducir la Seguridad Social del irpf en 2019

Si eres autónomo te toca pagar una cuota mensual a la Seguridad Social. Esto se puede deducir. Se declaran a través de la declaración trimestral de retenciones (modelo 111) y su resumen anual (modelo 190).

Deducir las Dietas del irpf

¿La manutención se puede deducir? Bueno, la respuesta simple es que sí. La complicada es que Hacienda no es muy proclive a ello. El gasto en comidas de trabajo es uno de los más controvertidos, conviene que lo limites a la lógica de tu actividad y anotes siempre en una agenda o al dorso de la factura con quién tuviste la comida.

Con la Nueva Ley de Autónomos Hacienda contempla deducir unos 26€ de manutención.

Deducir los Gastos de negocio del irpf

En este apartado entra un popurrí. Se podrán deducir entradas a congresos y ferias relacionadas con el ejercicio laboral. Sólo se admite el gasto en vestuario profesional como ropa de protección, uniformes u otras prendas con el anagrama del negocio. El caso de los artistas admite una interpretación más flexible. Si tienes que invertir en gestorías o software, también se podría admitir, pero hay que justificarlo muy bien.

Deducir la Asistencia médica

Los seguros por enfermedad y la asistencia médica del trabajador también son gastos deducibles en el IRPF. Aquí se incluyen también las primas que cubran a los cónyuges y a los hijos menores de 25 años. El máximo deducible son 500 años, aunque la cantidad se amplía hasta los 1.500 euros si hay algún miembro en la familia con discapacidad.

Gastos de oficina

Para el trabajo diario un autónomo también puede deducirse cosas como el material de oficina que necesitará para desarrollar su negocio. O, por ejemplo, las tarjetas de visita ya que seguro que necesitará hacer networking.

Además, todos los autónomos precisan de un ordenador para trabajar, por lo que si el coste de éste es superior a 800 euros se deberá amortizar durante años. En cuanto a otros accesorios como impresora, disco duro u otros periféricos también se pueden desgravar siempre y cuando se aporte la factura.

¿Y si necesitas hacer llamadas? El teléfono que necesites comprarte para poder hablar con los clientes o proveedores y poder llamar o que te llamen cuando lo necesites podrás desgravarlo, lo mismo ocurre con la factura del móvil y con la de Internet.

Publicidad

Hoy en día es muy habitual anunciar cualquier tipo de negocio con el objetivo de captar nuevos clientes. ¿Pueden desgravarse estos gastos? Sí, siempre y cuando estén justificados.

Sería impensable llevar un negocio sin una página web, por lo que si compras el dominio de una página web para difundir tu negocio on line, también te lo puedes deducir. Dentro de este ámbito se encuentra el diseño de una web, la publicidad en redes sociales y Google para promocionar el negocio y la adquisición de cuentas Premium en software de marketing como Hootsuite o Tweetdeck para gestionar redes sociales. Si su uso está relacionado con la actividad, también se puede deducir.

Préstamos y donaciones

Si se ha solicitado un préstamo, un crédito o una subvención, todos los intereses que cobren son deducibles como gastos extra relacionado con tu trabajo y en caso de haber hecho un donativo a una entidad pública, se puede deducir hasta un máximo del 30% del gasto.

Infografía

¿Dudas sobre autónomos?

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona

Puedes contactarnos por:

E-mail: info@violaperez.com
Pedir cita para hacer una consulta:
Teléfono: 932228696

Infórmate más

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *