España y Reino Unido acuerdan frenar la evasión fiscal en Gibraltar

Gibraltar tiene una regulación fiscal más relajada que España

España y Reino Unido han llegado a un acuerdo con vistas a la salida del país británico el próximo 30 de marzo. Ambos países se hayan propuesto evitar que Gibraltar  se convierta en un paraíso fiscal ante la perspectiva de un posible brexit duro, y han decidido pactar un tratado internacional para evitar que el peñón tenga aún más ventajas fiscales una vez que Reino Unido se vaya de la Unión Europea. En él se estipula que las personas físicas que pasen más de la mitad del año en España y las empresas con la mayoría de activos o ingresos en territorio español deberán pagar impuestos en España.

El pacto ha sido firmado este lunes por el ministro español de Exteriores, Josep Borrell, y el ministro británico de la presidencia encargado del Brexit, David Lidington. En un artículo de EL PAÍS se han comentado los puntos más relevantes del tratado, entre los que se encuentran la determinación de la residencia fiscal de un individuo en España si este vive ahí más de 183 días al año, tiene su cónyuge con residencia en España, posee una vivienda habitual o dispone de dos tercios de sus activos en territorio español. Por otra parte, el tratado ha puesto también el foco en las personas jurídicas, fijando la tributación de estas en territorio español si más de la tercera parte de los activos de la empresa se encuentran en España.

Evitar la evasión fiscal en Gibraltar

Con estas medidas se pretende evitar que las más de 55.000 empresas gibraltareñas tengan una ventaja competitiva frente a las españolas o eviten pagar impuestos cuando les toca. El Peñón goza de una tributación muy atractiva para empresas y capitales. El impuesto de sociedades tiene un tipo máximo del 10% sobre los beneficios empresariales, frente a un 25% general en España. Por ello es vital determinar en qué territorio le toca tributar a cada persona jurídica.

Para que el acuerdo funcione se ha establecido un pacto para que ambos territorios compartan información fiscal, en ocasiones de forma automática. Tal y como indicaba EL PAÍS, las transferencias automáticas»serán las que afecten a los datos de trabajadores en Gibraltar residentes en España y a los vehículos, buques y aviones registrados en el Peñón». Además, «lo mismo regirá respecto a los gibraltareños que trabajen en España o tengan bienes en el país».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *