¿Qué significa el traslado de la sede social de una empresa?

En este artículo explicamos qué es una sede social, lo que implica su cambio y su relación con los impuestos. Nosotros somos un despacho de abogados fiscalistas y nos especializamos con todo lo que tiene que ver con los impuestos. Por lo tanto, si quieres cambiar la sede social de tu empresa pero no sabes cómo afectaría eso a tus impuestos, cuenta con nosotros para que te asesoremos. Nuestra especialidad es la planificación fiscal, una herramienta que permite alcanzar el pago mínimo de impuestos de forma legal.

Si crees que necesitas nuestra ayuda, contacta con nosotros.

¿Qué es la Sede Social de una empresa?

La sede social de una empresa el  lugar en que se halla el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radica su principal establecimiento o explotación, según la definición de La ley de Sociedades de capital.

En 2015, el Gobierno modificó la Ley de Sociedades de Capital para facilitar que las empresas pudieran trasladar su sede social con rapidez dentro del territorio nacional. Esta ley permite a las empresas trasladar el domicilio social, con el acuerdo de su consejo de administración y sin pasar por la junta de accionistas, siempre y cuando sus estatutos no digan lo contrario.

¿Qué es el domicilio fiscal y social de una empresa?

El domicilio fiscal de una empresa es donde recibe sus notificaciones de Hacienda, así como el lugar donde tributa sus impuestos y por el que se rige a la hora de declarar. No es lo mismo que una empresa tenga su domicilio fiscal en España a que lo tenga en Irlanda, o incluso que lo tenga en Madrid o en A Coruña, pues cada Comunidad Autónoma tiene su propia normativa fiscal.

El domicilio social es el lugar en que se llevaba a cabo la actividad empresarial, mientras que el domicilio fiscal es el lugar en que el empresario recibía sus notificaciones de Hacienda.

¿Qué relación tiene la sede social de la empresa con el pago de impuestos?

En el caso español, la Ley General Tributaria establece que el domicilio fiscal de una empresa será el mismo que el domicilio social siempre que en él, esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y la dirección de sus negocios. Es decir, que el lugar donde radica una sociedad determina las normativas que se le aplicarán en materia de impuestos.

El Impuesto de Sociedades, tributo que grava la renta de la empresas y demás personas jurídicas, es un gravamen estatal, por lo que no influye el lugar de la sede, es recaudado por la Agencia Tributaria y se redistribuye entre las comunidades de acuerdo al sistema de financiación autonómica.

En el caso de los tributos autonómicos, estos se pagan donde se encuentre el domicilio social de la empresa. Este es el caso del impuesto de actividades económicas, o el de transmisiones patrimoniales que grava operaciones societarias, como ampliaciones o reducciones de capital.

Respecto al impuesto de actividades económicas, se paga en el lugar donde se encuentra cada una de las sedes, oficinas o sucursales de una compañía. De esta forma, en lo referente al cambio de sede social, sólo afectaría en el pago por el local o edificio que desaloja en la comunidad de la que sale. El resto de oficinas o locales que se mantengan en el mismo lugar seguirán abonando el impuesto en esa autonomía. En cuanto al impuesto de transmisiones patrimoniales, la Generalitat  ha minimizado el impacto que tendría la salida de empresas, ya que el Ministerio de Hacienda ha eximido de su pago a la mayoría de operaciones societarias y, en la actualidad, sólo recae en las reducciones de capital y las disoluciones de sociedades.

¿Qué significa el traslado de la sede social de una empresa?

Cuando una empresa cambia de domicilio social cambia la dirección y administración de la sociedad, y esto quiere decir que paga impuestos allí donde esté la dirección.  Este cambio no implica obligatoriamente que haya una mudanza de las oficinas o las fábricas.

Por lo general, una empresa cambia su domicilio social (y fiscal) para cambiar el lugar donde tributa impuestos. Por norma general, las empresas pagan el Impuesto de Sociedades a nivel estatal. Esto es algo que no cambia. Sin embargo, otros tributos, como el de actividades económicas, SÍ dependen de cada Comunidad. Y, por ello, hay casos en los que una empresa se va a otra comunidad en busca de beneficios fiscales.

 

Contacto

Pide tu primera consulta con nosotros

Somos un despacho de abogados fiscalistas en Barcelona especialista en derecho fiscal y tributario. Defendemos a nuestros clientes ante comprobaciones de Hacienda, inspecciones, sanciones, demandas y cualquier procedimiento con Hacienda. Ofrecemos servicios de planificación fiscal y tributaria para que pague menos impuestos, siempre dentro de la legalidad.

En Viola Pérez (titularidad de Viola Pérez) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de responder consultas. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@violaperez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Comparte el artículo en tus redes

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest